Buscar
  • Colegio ATC

Adiós al servicio

Actualizado: nov 23




Santiago, 12 de noviembre de 2021.

Queridos colegas y amigos(as):


Hace unos años atrás, habría sido impensable escribirles una carta de esta naturaleza. Pero el inexorable paso del tiempo hizo llegar el momento......que hubiese querido que no llegara nunca. Y lo hago con inmensa emoción, inmenso agradecimiento y cariño......porque el 01 de

noviembre pasado con 45 años de servicio y 65 de edad, me acogí a retiro dejando esta amada profesión que tanto quise, que tanto disfruté y que permitió realizarme en diversos ámbitos. • Y como reza parte de la letra de la hermosa canción Volver, interpretada por el gran Carlos Gardel.


......”Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada, qué febril la mirada, errante en las sombras te busca y te nombra, vivir.....con el alma aferrada......a un dulce recuerdo.......que lloro otra vez”.


Me fui con este sentimiento......de haberlo entregado todo. Trabajamos, compartimos, convivimos, nos reímos y envejecimos juntos, de acuerdo con nuestros tiempos en lo personal y profesional.

Permítanme algunos recuerdos imborrables en mi vida profesional: -Como olvidar la fecha de mi contratación el 10 de enero de 1976, con 19 años, un mozalbete. -Como olvidar mi primer sueldo en grado 12 de planta, $900 pesos....fascinado me compré un buen televisor en blanco y negro, que para esos tiempos era algo extraordinario. -Como olvidar mi primera destinación el Ad. de Tobalaba el 76’ en la antigua TWR, donde el QNH lo leíamos en un altímetro de avión. Y en la mañana llegando al turno, había que sacar los caballos de la RWY y entre las calles de rodaje pastando, para poder iniciar las operaciones. -Como olvidar cuando terminaba mi turno temprano, y salía a volar como piloto privado y socio del Club Aéreo de Santiago. -Como olvidar el paisaje en invierno desde la TWR de la precordillera completamente nevada, que en esa época ocurría con frecuencia.

En esos años, los fines de semana trabajábamos también en el Ad. de Las Condes, hoy Vitacura. Los equipos VHF (Bendix), eran tan antiguos que funcionaban solo unas horas, lo que significaba trabajar la mayor parte del turno con la lámpara de señales. Pero esta

herramienta de trabajo esencial para aquella época, con tanto uso fallaba. Entonces ante la contingencia apelábamos al último recurso oficial que eran las luces de bengala. Pero por la cantidad de tráfico que había; (el promedio de vuelos los Domingos durante el verano podía llegar a las 80 operaciones), se agotaban las bengalas. Y aquí viene lo increíble, en dos o tres ocasiones tuve que llegar al extremo de utilizar banderas, (roja y verde). Sin duda un seudo control que ya pertenece a la historia. -Como olvidar el Aeropuerto Chacalluta de Arica, por su importancia como AP. Internacional limítrofe. La RWY en uso era casi siempre aproximando desde el Sur, porque desde el Norte sobrevolaba campo minado. Pero aun así, muchas veces el Lloyd Aéreo Boliviano que venía de La Paz lo hacía bajo responsabilidad del piloto. En este querido AP., siendo muy joven, tuve que asumir importantes responsabilidades como fue haber sido Jefe Subrogante por tres años.

Fue en este período cuando me tocó encabezar la delegación de Arica a las Olimpiadas Aeronáuticas de la Regional Norte que tuvo lugar en Calama; el mayor evento deportivo que unía a la familia aeronáutica en sana competencia, gran camaradería y amistad. También tuve el privilegio de dirigir una memorable actividad artística-social que organizamos y promocionamos a nivel de ciudad, como fue el AEROBINGO; evento musical donde participaban importantes grupos folklóricos y destacados artistas nacionales. Comenzaba con el show artístico, continuaba con un entretenido bingo, para terminar con una gran fiesta bailable. El principal objetivo de esta actividad era reunir fondos para que a fin de año pudiéramos realizar una preciosa fiesta de Navidad en el Aeropuerto, con hermosos regalos para nuestros hijos. Vaya mi emocionado saludo y agradecimiento a todos quienes hicieron posible este Aerobingo 89’ que reunió a 800 participantes, evento que causó revuelo y reconocimiento por los medios de comunicación Ariqueños, y es motivo de orgullo imperecedero en la historia del Aeropuerto Chacalluta.

Esta fue mi única destinación en provincia, que me permitió un gran crecimiento profesional, como también una importante vida social y familiar. -Como olvidar el encanto de la TWR del Ap. Merino Benítez, la antigua y la nueva; tuve la felicidad de trabajar en ella 12 años, en distintos tiempos, sintiéndome privilegiado por ser testigo directo de 25 años de historia. Llegar a esta dependencia fue un sueño muy anhelado. Pero el día de mi primera presentación, el 13 de mayo del 81’ fue muy dramático porque SS Juan Pablo II sufría el atentado. Durante los años que me desempeñe en esta querida dependencia acontecieron tantos hitos y sucesos como el terremoto del 85’, la operación de los Mirage basados en el Grupo 4, la llegada y salida de famosos artistas que venían a participar en el Festival de Viña del Mar. El antiguo edificio aeronáutico y el terminal eran pequeños y estaban juntos, por lo que resultaba muy fácil conocer a tantas celebridades. Como músico tuve el privilegio de conocer a mi maestro, el gran pianista Claudio Arrau, como también a uno de mis ídolos de la canción popular John Denver, con el cual conversé animadamente. Pero el suceso operativo más importante que me tocó vivir fue la realización de la APEC 2004, (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacifico), la reunión de mandatarios más importante jamás organizada en Chile, porque estuvieron presentes los Presidentes de USA, China y Rusia. Una experiencia, organización y despliegue de seguridad irrepetibles.


Recuerdo también un turno a principio de los 80’ cuando la TWR se llenó de murciélagos, tuvimos que abandonarla, lo cual produjo un insólito problema operativo. Cuántos amaneceres, atardeceres y anocheceres compartidos, ......cuando encendíamos todo el sistema de luces en la noche.....transformaba la plataforma, aproximación, pista y calles de rodaje en un mundo único y espectacular. Cuando empezó a operar el radar terrestre ya con las dos RWYs y el procedimiento de visibilidad reducida, cambió para siempre el control romántico de antaño, porque los nuevos procedimientos nos hicieron trabajar el triple. -Como olvidar el año 1994, fecha en que pudimos cumplir nuestro anhelado sueño, con la creación de nuestro querido Colegio Profesional A.G. Esta instancia nos ha permitido desde entonces planificar, desarrollar y concretar muchos de nuestros derechos y necesidades operativas, profesionales, corporativas, previsionales, sociales, familiares, recreativas, entre otras. -Como olvidar la realización de la 38a conferencia anual y exhibición técnica IFATCA, organizada brillantemente por nosotros entre el 15 y 19 de marzo de 1999 en Santiago de Chile.

La IFATCA del 99 fue motivo de orgullo para nuestro gremio, por el reconocimiento internacional que recibimos de nuestros pares. Este prestigio y experiencia adquirida como anfitriones fue una magnifica plataforma para fortalecernos como Colegio Profesional hasta nuestros días.

-Como olvidar el Centro de Control de Área en el Cerro Colorado, inolvidable e histórica Unidad que por 26 años brindó el Control Radar en Santiago, donde compartimos tantos momentos de camaradería como asados, canturreos, campeonatos de pool, .....como también la implementación de radares nuevos, procedimientos, sectorizaciones, se crearon los flujos de salida y de llegada al terminal por el aumento explosivo de operaciones. -Como olvidar mis últimos años en el Centro de Control de Área de Santiago aquí en la DASA,


cuando en el Sector Ruta en la noche trabajábamos con seis Regiones de Información de Vuelo; Lima, La Paz, Córdoba, Santiago, Ezeiza Sur y Puerto Montt. -Como olvidar el Centro de Control Oceánico, donde la utilización de las RNAV, rutas RANDOM y el extraordinario sistema VITRO o DATA LINK, constituye el soporte que se brinda en un gigantesco espacio aéreo, que cada día se desarrolla con modernas tecnologías destacando a nivel Latinoamericano. A este Centro de Control lo recordaré con un cariño especial, porque me despedí con la experiencia de una vida, en una dependencia donde terminé feliz mi carrera.

Seguramente estoy compartiendo mis recuerdos con muchos de Uds., algunos ya retirados y otros activos. Pero así entre todos hemos construido nuestra profesión única e incomparable, con amor, con entrega y profesionalismo. -Como olvidar el año 2010, cuando tuve el honor de ocupar un cargo directivo como Jefe de Relaciones Internacionales, RAI. Al General José Huepe, Director de Aeronáutica de entonces, le estaré eternamente agradecido por haberme ofrecido este cargo tan emblemático y significativo en lo personal, que me permitió trabajar de manera transversal con casi todos los Departamentos que componen la Institución, como también con todos los Organismos Nacionales e Internacionales en los cuales la DGAC tiene relevancia. Ese año tuve la fortuna de asistir a la Asamblea General de la OACI en Montreal, Canadá; donde conocí el completo funcionamiento de la Organización de Aviación Civil Internacional que rige y Norma la Navegación Aérea del mundo.

Me retiré del servicio con mucha pena, .....pero infinitamente agradecido del cariño y reconocimiento que siempre sentí de mis colegas....(la emotiva despedida que me organizaron en mi último turno fue un sueño que jamás olvidaré). Vaya también mi agradecimiento para tantos funcionarios, directivos y directivos superiores de todas las áreas con los cuales compartí; porque conocí en Uds. a excelentes profesionales y grandes personas. Agradezco también a Dios y a la vida que me ha dado tanto, .....complacido de haber pertenecido a una magnífica Institución, absolutamente realizado y cumplido.

“UN BUEN CTA NO ES QUIEN SABE TRABAJAR BAJO PRESIÓN, SINO AQUEL QUE ENTIENDE QUE LA ÚNICA MANERA DE DESEMPEÑAR BIEN SU TRABAJO, ES HACIÉNDOLO BAJO PASIÓN


” Los espero en mi nuevo hogar en Viña del Mar donde resido desde este año....para compartir un asado....un canturreo....una melodía al piano.....o simplemente un brindis por la amistad y la felicidad.

En mí recuerdo siempre.

Jorge Luis Orlandini Retamal.




251 vistas0 comentarios